Las Hermanas Fontana




Zoe (1911-1979), Micol (1913) y Giovanna (1915) Fontana, nacieron en Traversetolo, cerca de Parma, Italia. Aprendieron a coser gracias a su madre, Amabile Fontana, que abrió su propia tienda de sastrería en 1907. Las tres hermanas se convirtieron en aprendices tan pronto como fueron capaces de manejar la aguja. El trabajo fue duro y no remunerado, las hermanas trabajaban sábados y domingos, pero a pesar de las largas horas, los recuerdos de la infancia de las hermanas eran felices.

Las hermanas Fontana exportaron la moda italiana al resto del mundo, especialmente a Estados Unidos, donde diseñaron ropa para algunas de las estrellas más famosas de Hollywood.



Sobre 1930 Zoe, el mayor de las tres hermanas, dejó Traversetolo para convertirse en una aprendiz en Milán. Micol, se unió a ella poco después, mientras Giovanna permanecía en el campo. Unos años más tarde, Zoe contrajo matrimonio y se mudó a París, donde continuó su aprendizaje en la alta costura. Después de regresar a Italia en 1936, excitada por sus experiencias en París, se trasladó a Roma. Después de que sus hermanas se unieran a ella en Roma, Zoe comenzó a trabajar para Zecca y Micol para Battilocchi, mientras que Giovanna cosía prendas de vestir en casa. Sobre la base de sus experiencias en Milán y París, las hermanas se sintieron listas para entrar en el negocio por sí mismas, aunque resultaba un mercado arriesgado ya que la moda francesa dominaba el mundo de la alta costura. Las hermanas abrieron su propio taller en Roma en 1943, bajo el nombre "Sorelle Fontana", así fue como los principales miembros de la aristocracia italiana pronto comenzarían a patrocinarlas.


Sin embargo, su clientela romana no fue lo suficientemente sólida como para ratificar su reputación, si Hollywood no las hubiera descubierto, Italia y La dolce vita romana en los años cincuenta no hubieran tenido el mismo sentido. Uno de los eventos que ayudaron a levantar su fama fue el matrimonio de los actores de Hollywood Tyrone Power y Linda Christian, cuyo vestido de novia diseñaron y confeccionaron. La ceremonia tuvo lugar en Roma en 1949 y el vestido fue confeccionado en raso blanco, con cola de más de cinco metros cubierta por bordados. Las fotografías de la ceremonia y el radiante vestido de Linda Christian, aparecieron en periódicos de todo el mundo. Una revista publicada para turistas en la década de los 50 citaba: "¿Roma? Veinte minutos en San Pedro, veinte en el Coliseo y al menos dos días en el estudio de las hermanas Fontana ".




En 1951 las hermanas Fontana participaron en el primer desfile de moda celebrado en Florencia, organizado por Giovanni Battista Giorgini, promotor de la moda italiana y organizador de desfiles en Sala Bianca, Palazzo Pitti. Ese mismo año Micol Fontana partió para Hollywood, llegando a Estados Unidos como el invitada y amiga de Tyrone Power y Linda Christian. Power, organizó un espectáculo para ella porque quería dar a conocer a los miembros más influyentes de Hollywood los diseños de las hermanas Fontana. A partir de ese momento, comenzaron a diseñar para muchas de las estrellas más conocidas de Hollywood, como Ava Gardner o Elizabeth Taylor, desarrollando un variado recorrido internacional, entre sus clientas más conocidas: Mary Margaret (la hija del presidente Harry S. Truman), Jackie Kennedy, Soraya Esfandiary, Marella Agnelli (de la familia que maneja el Fiat), Grace Kelly o Margaret Truman María Pia di Savoia, (una de las hijas del último rey de Italia, Umberto de Savoia). 

   

En 1960, a petición de los clientes estadounidenses, introdujeron una línea de prêt-à-porter. Este lanzamiento fue seguido por una línea de pieles, paraguas, bufandas y bisutería. Su cuidada división del trabajo, hizo de las tres hermanas un trío invencible: Micol viajó alrededor del mundo: Japón, Europa y noventa y cuatro viajes a Estados Unidos, Zoe manejó las relaciones públicas y Giovanna supervisó el trabajo en el estudio.


En 1972, mientras continuaban su trabajo de alta costura y prêt-à-porter, las hermanas se retiraron de la mayoría de los desfiles oficiales. En 1992 el sello Fontana y la propia empresa fueron vendidos a un grupo financiero italiano. En 1994 Micol creó la Fundación Micol Fontana, cuya misión es promover la moda y la formación de nuevos talentos.


Los diseños de las hermanas Fontana, aunque con referencias a modelos franceses, se inspiraron en vestidos del siglo XVIII, que, a su vez, se basaban en los diseños del Renacimiento temprano. Las hermanas fueron capaces de navegar entre la alta costura parisiense y la originalidad de las modas italianas con las que las mujeres estadounidenses se habían enamorado.

Estos diseños eran conocidos por su elaborada artesanía en bordados, encajes y una sastrería impecable característica. Se especializaron en los vestidos de noche y utilizaron los materiales más preciosos, incluyendo la seda y el terciopelo. 


El cine italiano puso al taller de las hermanas Fontana bajo los focos, por la creación de vestuario de la película Le ragazze di Piazza di Spagna de Luciano Emmer (1953). Las hermanas Fontana también diseñaron los trajes de Ava Gardner en The Barefoot Contessa. Uno de sus diseños, el "vestido de sotana", realizado para Gardner en 1956, fue utilizado por el diseñador de vestuario Danilo Donati para Anita Ekberg en la película de Federico Fellini, La dolce vita. El trabajo de las hermanas Fontana ha sido presentado en varias exposiciones y algunos de sus diseños están expuestos en los museos internacionales de todo el mundo como el Metropolitano de Arte de Nueva York, el Museo Metropolitano de Arte de San Francisco, el Museo de Arte y Vestuario de Venecia o Biblioteca privada de Harry Truman.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada